NuevoModeloEnergético > News > El punto y seguido de la energía nuclear

460  Organizaciones   4.258  Personas queremos el cambio


05
Nov
2018

El punto y seguido de la energía nuclear

Enlace a Noticia | November 5, 2018
Como ha sido publicado en

 

El momento actual de la nuclear queda marcado por el envejecimiento de las centrales, las resistencias locales contra el uranio en Salamanca o el cementerio nuclear en El Cabril y las reservas de los partidos del arco parlamentario ante esta energía tan polémica y poco popular. Todos estos elementos dibujan un panorama de cierre y sustitución por las renovables en el contexto del compromiso internacional de evitar los peores escenarios del cambio climático.

greenpeace_antinuke_action.jpgHa pasado mucho tiempo desde que, en 1969, comenzara a funcionar la primera central nuclear española en Almonacid de Zorita (Guadalajara). Muchos de los lectores aún no habían nacido. Desde entonces se han construido otras 9 nucleares, de las cuales dos ya están también cerradas. En total, tenemos dos centrales en proceso de desmantelamiento (Zorita y Vandellós I) y una cerrada que no se ha empezado a desmantelar (Garoña). Quedan en funcionamiento siete que ya tienen una edad avanzada, pues en la próxima década cumplirán todas 40 años de funcionamiento. La primera en cumplirlos será la de Almaraz I, en 2021, y la última la de Trillo, en 2028.

Parece que hay un amplio consenso en que no deberían seguir funcionando más allá de la edad para la que fueron diseñadas, es decir, más de 40 años. A nivel político, todas las fuerzas del arco parlamentario a excepción de los de siempre, el PP, han declarado en diversas ocasiones y publicado en diferentes documentos su objetivo de que las centrales nucleares cierren en la próxima década. Incluso el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, se ha descolgado hace unas semanas diciendo que las nucleares no deberían seguir funcionando más allá de 2030, redundando en las mismas fechas.

Para rematar, el objetivo de renovables del gobierno para 2030, que enviará a la Unión Europea, es, según el Secretario de Estado de Energía, de 50.000 MW instalados. Con esta potencia instalada, no solo se podrán sustituir los 7000 MW nucleares que quedan en funcionamiento, sino que éstos estorbarán la entrada de electricidad renovable en la red. Dicho de otra manera, para poder instalar esa potencia renovable y utilizarla siempre que el sol y el viento lo permitan, es necesario eliminar potencia nuclear.

La lucha antinuclear por tanto, en mi opinión, debería centrarse en atar ese consenso, eliminando cualquier riesgo de vuelta atrás, para pasar a ocuparse de los otros dos problemas relacionados con la energía nuclear que seguirá existiendo: la minería del uranio y, sobre todo, los residuos radiactivos procedentes de las centrales.

Por desgracia, en territorio español hay yacimientos de uranio. Pobres, pero los hay. No hay riesgo inmediato de que se abran minas y se pongan en explotación, pero sí hay riesgo real de especulación con consecuencias físicas reales, como el despropósito de la tala de cientos de encinas en Retortillo (Salamanca) el año pasado.

El gran problema que queda por resolver es el de los residuos radiactivos de las centrales, tanto los de baja y media actividad (RBMA) como los de alta actividad (RAA). Para ninguno de los dos hay emplazamiento preparado, salvo que se queden en el sitio en el que están, es decir, en el emplazamiento actual de cada central nuclear. Respecto a los RBMA, el único repositorio del reino es el de El Cabril (Córdoba), que no podría albergar ni siquiera un tercio de estos residuos salvo que se haga una gran ampliación, difícil y polémica en cualquier caso.

Para los RAA el problema es aún mayor, debido a su peligrosidad y a que seguirán siendo peligrosos una eternidad: más de cien mil años. Qué hacer con ellos es el gran debate al que se enfrenta el gobierno, la sociedad en general y el movimiento antinuclear en particular.

Las nucleares cerrarán, más pronto que tarde, sin remedio, pero no es un punto y aparte. Las generaciones futuras tendrán que dedicar una parte importante de sus recursos para gestionar los residuos radiactivos generados por ellas durante decenas de miles de años. Es solo un punto y seguido.

 

Javier González Bayón
Presidente de la Asociación Plataforma por un Nuevo Modelo Energético

Px1NME

 

¡Te necesitamos!

El cambio de modelo energético no será posible sin ti

 

Un millón se sale

Un futuro sin carbón

Ley Cambio Climático YA

baner-lcc-400x200.png

Campaña de firmas por una Ley de Cambio Climático, transición energética y adaptación

#ComercialesPeligrosos

bando_ciudadano_3.jpg

#OligopolyOFF

#OligopolyOFF

Descárgate el documental #OligopolyOFF y organiza una proyección en tu zona

Alianza por el Clima

Alianza por el Clima

Polétika

POLÉTIKA.ORG

política + ética = polétika

Municipios sostenibles

Los partidos políticos se comprometen

Por una verdadera Reforma Eléctrica

Contra el Fracking en España

Por la derogación del Real Decreto de Autoconsumo del PP

#Desolbediencia

#Desolbediencia

Vídeos

Ibertrola. La vida sin ti

¿Entiendes el mercado eléctrico? ¡Toma un café!

La ciudadanía no es tonta

Los Ayuntamientos contra la Reforma Eléctrica

google_doc_icon.pngMoción relativa a la Ley de Reforma del Sistema Eléctrico

Mapa Moción Ayuntamientos

Px1NME en los medios

logo-el-extrarradio.png ElExtrarradio
Renovables: desenchufar el oligopolio

hispantv_80w_.jpg Punto de Mira: Un país subvencionado

lasexta.jpeg Salvados: Pobreza Energética

lasexta.jpegLa Sexta Columna: Apaga y vámonos

TVE_24H.png Repor: A dos velas

Px1NME en Twitter

Px1NME en Facebook


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que das tu consentimiento y aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies.